Escalivada

Cómo hacer escalivada casera

Escalivada con bacalao

La verdura tiene muchos beneficios y además de ser uno de los alimentos más sanos que debemos incorporar en nuestra dieta durante varios días a la semana.

Permite combinarla de mil y una formas diferentes. Por ello, siempre podemos encontrar muchas formas de comer verdura sin que sea de esa forma tan aburrida como es hervida o a la plancha.

Escalivada con bacalao

En este artículo queremos compartir contigo una deliciosa receta en la que utilizaremos dos alimentos de gran importancia que no debe faltar en nuestras rutinas de alimentación, verduras y pescado. Nos referimos a la receta de escalivada con bacalao. Un plato sencillo de hacer que cuando pruebes incorporarás a tu recetario para prepararla de vez en cuando.

Una de las ventajas que tiene este plato es que todos los ingredientes son bastante económicos, aunque el bacalao depende de la temporada y del tipo, es el ingrediente que suele ser un poco más caro. Pero en esta receta apenas usaremos 500 gramos.

Además se puede consumir durante todo el año, gracias a que los ingredientes son muy comunes ( baratos).

Ingredientes para la elaboración de la escalivada con bacalao

  • 500 gr. de lomos de bacalao desalado.
  • 2 berenjenas medianas.
  • 2 pimientos rojos medianos.
  • 2 tomates medianos.
  • 1 cebolla mediana.
  • 1 cabeza de ajos.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)

Modo de elaboración de la escalivada con bacalao

La elaboración de este plato dista un poco a la forma tradicional de hacer la escalivada pero ya sabemos que en esto de la cocina, siempre hay muchas formas diferentes de preparar un plato y este no va a ser menos.

Comenzaremos colocando en una bandeja de horno las berenjenas abiertas por la mitad (longitudinalmente), los tomates cortados por la mitad, la cebolla cortada en cuatro trozos y los pimientos y la cabeza de ajos enteros.

Cuando esté todo colocado en la bandeja, lo salpimentaremos al gusto y lo rociaremos con un generoso chorro de aceite de oliva virgen extra y lo asamos todo a unos 190 grados. Se debe tener en cuenta que el tiempo de preparación de cada verdura es diferente. Por eso hay que controlar cada poco y sacando del horno a medida que se vayan haciendo y las dejaremos atemperar.

Mientras las verduras se van haciendo en el horno, pondremos el bacalao en una sartén con abundante aceite de oliva y dos ajos pelados y prensados. Lo hay que cocinar a fuego muy lento, con lo que conseguiremos que el bacalao acabe confitándose, proporcionándole tanto una textura como un sabor excelente.

A medida que el bacalao se va confitando, hay que pelar las verduras. A los pimientos les quitamos las pepitas y los cortamos en tiras, igual que lo que hay que hacer con las berenjenas.

Por su parte, los tomates y la cebolla hay que picarlos en trozos más pequeños.

Por otro lado, hay que abrir la cabeza de ajos y triturar dos dientes para mezclarlos completamente con el aceite del asado.

La elaboración ya está preparada, ahora ya solo queda emplatar y para ello, hay que utilizar los moldes que más nos gusten, aunque lo recomendable serían los circulares para darle una mejor presentación, aunque también se pueden prescindir de ellos y dejarlo bien ordenado en el plato.

Una vez emplatado hay que aliñarlo todo con la mezcla de aceite y ajo que habíamos preparado y si se desea, se puede espolvorear con perejil fresco recién picado o un poco de cebollino para darle un mejor aspecto en la presentación.

¿Te animas a preparar un plato tan delicioso como este?