Escalivada

Cómo hacer escalivada casera

Escalivada

La escalivada es una receta tradicional catalana de verduras asadas. La palabra escalivada proviene del verbo catalán escalivar, que es el proceso de cocinar los alimentos lentamente, cerca de las brasas de una barbacoa.

Pero si no tienes una parrilla cerca, no te apures, la mayoría de las recetas de escalivada se hacen en el horno.

Este plato es perfecto por sí solo, pero también se puede utilizar como acompañamiento o guarnición para cualquier carnes o pescados.

Receta de escalivada de verduras asadas

La escalivada es una de las elaboraciones gastronómicas más conocidas en Cataluña y que se puede preparar en cualquier momento de una forma sencilla y rápida.

De esta elaboración se puede decir que es un claro ejemplo de la cocina mediterránea gracias a sus ingredientes 100% naturales y a una forma de elaboración sencilla con la que se consigue un sabor verdaderamente delicioso a algo tan sano y nutritivo como son las verduras.

Receta de escalivada de verduras asadas

El término "escalivar" es una técnica culinaria catalana que consiste en cocer al vapor o a la brasa de un fuego, proporcionando un sabor inigualable a las verduras, sobre todo si se eligen las maderas adecuadas para la lumbre.

Si eres de las personas que apuestan por comer sano y disfrutar con una nueva forma de preparar las cosas, seguro que cuando pruebes el sabor de este plato, te sorprenderá y lo incluirás más a menudo en tu dieta.

Ingredientes para preparar una escalivada de verduras asadas

Para la elaboración de este plato se necesitarán los siguientes ingredientes:

  • 4 tomates medianos.
  • 3 cebollas medianas.
  • 3 pimientos rojos medianos.
  • 3 berenjenas medianas.
  • 3 dientes de ajo.
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal (a discreción)

Cómo se hace nuestra escalivada

Lo primero que debemos hacer es precalentar el horno a 200 grados, lo que nos permitirá ir preparando los ingredientes hasta que el horno llegue a esa temperatura y no haya que hacer pausa en el proceso de elaboración de esta receta.

Pelaremos las cebollas y las lavaremos bien bajo el grifo y agua fría junto al resto de las verduras, asegurándonos de eliminar cualquier resto de suciedad que pudieran tener. Las secaremos bien con papel de cocina absorbente para eliminar el exceso de agua que pudieran tener. Las colocaremos en una bandeja de horno sobre un papel parafinado para que no se peguen y las hornearemos durante una hora.

Cuando pase la hora, sacaremos las verduras del horno y las prepararemos con mucho cuidado. Por ejemplo, pelaremos los pimientos abriéndolos por la mitad para retirarles las semillas, pero el agua que tiene el pimiento en su interior la guardaremos en un plato junto a los pimientos.

Con las berenjenas haremos lo mismo, las pelaremos con mucho cuidado y le quitaremos las semillas, reservando el resto junto a sus propios jugos en otro plato. Los tomates también los pelaremos y aprovecharemos el jugo que poco a poco irán soltando. Los picaremos en trozos medianos y los pondremos en un plato diferente.

Ahora ya solo queda la parte más sencilla (aún) de la elaboración. En una fuente amplia montaremos el plato y para ello, hay que cortar los pimientos y las berenjenas en tiras y las cebollas y tomates en trozos. Los colocaremos como queramos, bien sea agrupados o mezclados entre sí, que queda mucho más vistoso.

El siguiente paso es regar las verduras con los líquidos de las mismas que hemos ido reservando cuando las pelábamos.

Pelaremos y picaremos los dientes de ajo y los incorporaremos por encima de las verduras y después lo acompañaremos todo con un buen chorro de aceite de oliva virgen extra.

A la hora de degustar este plato, no te olvides de acompañarlo de una buena copa de vino y pan recién hecho y tendréis preparada una comida de la que seguro que os quedaréis sorprendidos del delicioso sabor que tiene.

Para que sea todo un éxito, apuesta por ingredientes de la máxima calidad, es un plato muy sencillo de hacer, sano, nutritivo y donde el precio por cada comensal será de un euro aproximadamente.

¿Se puede pedir más a una elaboración gastronómica?

Más Escalivada

Canelones de escalivada con queso

Al igual que sucede con muchos otros productos, la verdura es tan versátil que se puede combinar prácticamente con cualquier alimento, aportando un toque sano y diferente a la dieta que estemos acostumbrados a comer normalmente.

Leer completo

Receta de escalivada rápida al microondas

Con el ritmo de vida que llevamos no siempre contamos con el suficiente tiempo como para pararnos a hacer buenas comidas, aunque eso no quiere decir que no podamos comer equilibradamente.

En este artículo queremos compartir contigo una receta rápida de escalivada al microondas, para que el tiempo no sea una excusa para que puedas comer algo tan delicioso y necesario como verduras y hortalizas.

Leer completo

Empanada de escalivada

Si hay una elaboración gastronómica muy común en el recetario gastronómico español esa es la empanada, una preparación que se puede hacer de mil y una formas diferentes y en la que el relleno puede ser tanto de carne, como pescado o como en este caso, verduras.

Leer completo

Escalivada con bacalao

La verdura tiene muchos beneficios y además de ser uno de los alimentos más sanos que debemos incorporar en nuestra dieta durante varios días a la semana.

Permite combinarla de mil y una formas diferentes. Por ello, siempre podemos encontrar muchas formas de comer verdura sin que sea de esa forma tan aburrida como es hervida o a la plancha.

Leer completo

Escalivada de atún

La escalivada es una elaboración que puede adaptarse a muchas combinaciones diferentes.

Tanto si se hace de la manera más tradicional como si se quieren hacer variaciones como la que vamos a presentarte a continuación en esta receta, una deliciosa escalivada con atún.

Leer completo